header logo es

10 preguntas sobre los ensayos para hacer a su médico

Ask your doctorParticipar en un ensayo clínico puede ser una buena opción, pero muchas veces es difícil encontrar un ensayo clínico adecuado para usted. Para encontrar ensayos clínicos:
  • Hable con su médico, que puede tener un ensayo clínico disponible en su hospital
  • Pregunte si hay otros ensayos en hospitales cercanos
  • Busque ensayos en Internet
  • Ponerse en contacto con la organización de pacientes de su país puede ser un gran recurso para dirigirle a los ensayos clínicos donde estén disponibles.

Si se está planteando participar en un ensayo clínico, el médico responsable le dará información detallada del ensayo. Esta incluirá información escrita y una reunión en persona. También conocerá al coordinador del estudio, muchas veces la enfermera jefe, que le describirá el ensayo en detalle. Asimismo, le facilitarán información, redactada cuidadosamente, sobre el ensayo. Llévesela, léala con atención con sus familiares o amigos y anote todas las preguntas que tenga sobre el ensayo para hacérselas al médico y al coordinador del estudio la próxima vez que los vea.

Si está pensando en participar, recuerde:

  • No hay garantías de que el ensayo clínico sea adecuado para usted; los ensayos clínicos son muy estrictos y pueden excluir a algunas personas por motivos aparentemente triviales.
  • La decisión de participar en un ensayo solo depende de usted. No debe sentirse presionado por su médico o familia. Antes de aceptar, compruebe que entiende el ensayo y que han respondido todas sus preguntas.
  • Recibir un diagnóstico de cáncer es un momento muy estresante y algunas personas creen que la incertidumbre adicional de un ensayo clínico es excesiva y preferirían tomar el mejor tratamiento convencional que esté disponible en esos momentos.
  • Puede abandonar un ensayo clínico ("retirada del consentimiento") en cualquier momento del ensayo sin dar motivo alguno de su decisión.
  • Si decide no participar en un ensayo clínico, o decide retirarse más adelante, no sufrirá ninguna penalización.
Para ayudarle a tomar una decisión, aquí le presentamos 10 preguntas sobre los ensayos clínicos que quizá quiera hacer a su médico.
  

Preguntas para hacer sobre el ensayo

  1. ¿Cuál es el objetivo de este ensayo?
a. ¿Qué relación tiene el ensayo con mi afección?
b. ¿Cómo podría beneficiarme del ensayo?
c. ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de participar?
 
2. ¿Cuánto tiempo y esfuerzo implicará?
 
a. ¿Cuántas visitas clínicas y pruebas habrá?
b. ¿Tendré que desplazarme lejos?
c. ¿Necesitaré que me acompañe mi cuidador o pareja?
d. ¿Tendré que pagar los desplazamientos u otros gastos?
e. ¿Cuánto durará el estudio?
 
3. ¿Habrá pacientes que reciban un placebo?
 
a. Si estoy en el grupo de placebo, ¿recibiré el tratamiento nuevo al final del ensayo?
(Nota: Los ensayos del cáncer renal rara vez tienen un grupo de placebo.)
 
4. ¿Qué ocurre si deseo dejar el estudio antes de que termine?

Preguntas para hacer sobre el nuevo tratamiento

5. ¿Se ha probado el tratamiento en otros ensayos?

a. ¿Cuáles fueron los resultados?
b. ¿Qué se sabe de los riesgos y efectos secundarios?
c. ¿Cómo se administra el tratamiento nuevo? ¿En forma de pastilla (cuántas)? ¿En inyección (cuántas)?

6. ¿Cómo sabré si el tratamiento funciona?
 
7. Si el tratamiento funciona en mi caso, ¿puedo seguir tomándolo después de que termine el ensayo?

Preguntas para hacer sobre la atención

8. ¿Quién me atenderá durante el ensayo?

a. ¿A quién llamo en caso de urgencia o si tengo dudas?

9. ¿Qué ocurrirá con mi atención cuando termine el ensayo?
 
a. ¿Qué ocurrirá con mi atención si el ensayo termina antes de lo previsto por algún motivo?
 
10. ¿Qué otras opciones tengo además de este ensayo?
 
a. ¿Qué tratamiento y atención recibiré si decido no participar?
b. ¿Hay algún otro ensayo que podría ser mejor para mí?

Preguntas que han hecho otros pacientes

1. ¿Cuál es el tratamiento nuevo? ¿Cómo funciona? ¿Es seguro?

2. ¿Por qué cree que es mejor que el tratamiento existente?

3. ¿Me ayudará el tratamiento del ensayo? ¿Cómo sabré si ha funcionado?

4. ¿Podría ser peor que el tratamiento habitual?

5. ¿Cuáles son los efectos secundarios del nuevo tratamiento en comparación con el tratamiento existente?

6. ¿Se ha probado en alguien más? ¿Provocó muchos efectos secundarios? ¿Ayudó a alguien?

7. ¿Cómo se administrará el tratamiento nuevo? ¿Qué implicará? ¿Con qué frecuencia deberé acudir al hospital para hacerme pruebas o visitas?

8. ¿Qué tratamiento tomaría si no aceptara participar en el ensayo clínico?

9. ¿Qué tratamiento podría tomar si el tratamiento del ensayo clínico no funciona para mí? ¿Puedo cambiar el tratamiento nuevo si primero tengo que tomar el antiguo y no funciona?

10. ¿Me informarán de los resultados cuando termine el ensayo y se publiquen los datos?

11. Si el ensayo requiere la obtención de muestras de tejido, ¿qué ocurre con él? ¿Puede acceder a él alguien más? ¿Estará disponible para alguien más cuando termine el ensayo?

12. ¿Tendrá acceso alguien más a mis datos mientras participe en el estudio o cuando este termine?

13. ¿Hay algún seguimiento a largo plazo y, en caso afirmativo, cómo se hace?

14. ¿Estarán disponibles los resultados del ensayo para cualquiera que desee verlos, es decir, estarán disponibles para el público?

15. ¿Me permitirán seguir con mis suplementos o tratamientos complementarios mientras participe en el estudio?

16. ¿Me atarán corto? ¿Tendré que correr en una cinta sin fin? ¿Puedo comer zanahorias en lugar de lechuga? (No me gusta la lechuga) ¿Seré un cobayo en este ensayo? Vale, admitimos que la última no es una pregunta típica, pero sí un buen recordatorio de que los pacientes no son nunca cobayos en los ensayos clínicos.